Pequeños Quijotes: de la novela al teatro

Después de estudiar los textos literarios y ver los tres géneros principales en los que estos suelen clasificarse, nos enfrascamos en la lectura de la novela más representativa de la literatura española: “Don Quijote de la Mancha”, en una edición adaptada por Susaeta e ilustrada por Antonio Albarrán que he ido paseando de instituto en instituto y que ha tenido siempre mucho éxito entre el alumnado del primer ciclo. Esta vez, hemos trabajado en grupos cooperativos seleccionando seis de las más famosas aventuras del hidalgo manchego y distribuyendo una a cada equipo. Tras la lectura compartida del texto narrativo, debían transformarlo en un texto dramático que escribían de forma individual, pero a la vez, mediante la técnica de lápices al centro, expresando opiniones y tomando acuerdos acerca de los cambios pertinentes: cambio de narrador por acotaciones, pasar de estilo indirecto a estilo directo, la raya de diálogo sustituida por el nombre del personaje a intervenir, eliminar o añadir personajes, etc. Ha sido una actividad compleja que hemos realizado en los últimos cuatro días de clase, pero que ha dado sus frutos y que ha servido para aclarar y afianzar la diferencia entre el género narrativo y dramático. Además de pasar un buen rato, hemos aprendido y descubierto nuevos talentos y vocaciones. Quiero agradecer especialmente al alumnado de 1ºC su participación en este proyecto y su disposición para enseñar los vídeos grabados en clase durante la representación de los diferentes capítulos. ¡¡Buen trabajo, equipo!!

Anuncios